34 96 338 38 35

La importancia de la robótica colaborativa en la lucha contra el COVID-19

La robótica se ha erigido como una de las tecnologías que más está contribuyendo a la lucha contra el COVID-19, aportando numerosas soluciones a las necesidades que ha planteado la pandemia. De este modo, también, ha contribuido a dinamizar la economía, que se ha visto gravemente mermada con la situación sanitaria que estamos viviendo a nivel mundial. En realidad, era esperable que se pusiera de manifiesto la importancia de la robótica y que ésta jugara un papel destacado en estos momentos puesto que ya lo tiene en la actual industria 4.0, junto con otras tecnologías como la Inteligencia Artificial, el blockchain o la ciberseguridad, entre otros. Son numerosas las aplicaciones en las que ya está presente la robótica colaborativa, algo que debía tener su reflejo en estos momentos de crisis.

¿Por qué es la robótica es clave en estos momentos?

En el combate que se está librando contra el virus, una de las medidas que se ha demostrado que funciona para evitar el contagio es mantener la distancia de seguridad entre personas. Y aquí la robótica colaborativa tiene mucho que decir.

  • Transporte de comida.
  • Transporte de medicamentos.
  • Trasladar material de lavandería.
  • Tareas de desinfección.
  • Telemedicina.

De esta forma, se evita tanto la relación física entre el personal sanitario como con pacientes y personal en general que transite por el hospital. Todas estas tareas son las habituales cuando hablamos de robótica móvil colaborativa (este último concepto, colaborativo/-a significa que los robots, gracias a la sensorización que llevan integrada, pueden trabajar con seguridad en entornos donde haya personas). 

Ya en 2008, Robotnik detectó la importancia de la robótica en este sector y puso en marcha en varios hospitales sus robots AGVS, que servían precisamente para que, de manera autónoma, transportaran diferentes mercancías por el hospital. Eso permitía automatizar una actividad repetitiva y tediosa, a la vez que evitaba que los realizara una persona, quien podía destinar su tiempo a realizar tareas de mayor valor añadido. realizar tareas de mayor valor añadido.

Proyectos actuales de Robotnik

La misma idea de mantenimiento de la distancia de seguridad entre personas está en la base del proyecto RADERPAC (Robot Modular para Servicio Intensivo Intra-hospitalario) que, actualmente, está desarrollando Robotnik y que cuenta con la financiación de la Generalitat Valenciana (España). Se trata del desarrollo de un robot modular diseñado para trabajar en hospitales y que permite montar un módulo para la desinfección y fumigación de todas las zonas del centro que lo requieran, algo fundamental en el combate contra el COVID-19. Este mismo robot móvil servirá de base para otros propósitos sanitarios como telemedicina, telepresencia o el transporte de cargas anteriormente citado.

Robotnik posee amplia experiencia en el desarrollo y suministro de este tipo de robots, cuya utilización va más allá del entorno sanitario, llegando también a usarse en ámbitos de contaminación nuclear, radiológica, química y biológica.

Como ya hemos mencionado, esta tecnología puede aplicarse de forma casi inmediata en muchos ámbitos, usando a los robots como primera barrera de separación frente al virus y ayudando así a la protección del personal laboral y de los propios pacientes.

Otros de los proyectos en los que se encuentra ahora mismo embarcado Robotnik es ENDORSE, que se enmarca en el programa H2020 de la Unión Europea. Este proyecto de I+D se basa en desarrollar aplicaciones de logística y de diagnóstico para hospitales. En él, se realizarán distintos desarrollos que serán aplicados para para automatizar diversas tareas dentro de un hospital, desde el reparto de medicamentos y materiales hasta la monitorización del estado de salud de pacientes. Todas ellas encaminadas a disminuir el contacto entre personas.

Son muchas las aplicaciones que se están llevando a cabo y que ponen de relieve la importancia de la robótica en el momento actual. A las ya citadas, se le pueden sumar las siguientes:

  • Brazos robóticos colaborativos (cobots) como herramienta de trabajo de fisioterapeutas. Estos servirían para interactuar con el paciente sin tener que tocarlo físicamente.
  • Robots para la realización de forma automática de las pruebas/test de COVID-19.
  • Robots para el procesamiento de dichos tests de manera rápida y eficiente. Algo en lo que, por ejemplo, está trabajando el Flemish Institute of Biotechnology (Vrije Universiteit Brussel).
  • Robots para fabricar las tan necesitadas mascarillas. En España, gracias a esta ayuda por parte de algunas grandes empresas se ha podido incrementar el número de mascarillas que necesitaba especialmente el personal sanitario.

Robots de telepresencia. Basado en nuestro Summit XL Steel, encontramos un robot que utiliza los últimos avances en inteligencia artificial, señalización digital y análisis de vídeo y que realiza tareas como analizar la cantidad de visitantes, edad y género de los mismos.

En el ámbito de la telepresencia hay llamativas propuestas y que ponen de relevancia, una vez más, la importancia de la robótica. Es el caso de robots cuadrúpedos que, en principio, estaban pensados para tareas de rescate y transporte y que han acabado sirviendo como herramienta médica para comprobar el estado de los pacientes sin necesidad de presencia física por parte del médico, únicamente usando la tablet que incorpora el robot. 

Este mismo robot se ha utilizado en Singapur para, haciendo uso de unos altavoces, lanzar mensajes a la población recordándoles la importancia de permanecer al menos a 2 metros de distancia.

La pandemia que actualmente vivimos y que afecta a todo mundo, ha obligado a redoblar los esfuerzos en todos los ámbitos. La robótica no podía quedar al margen de ello. El pasado 4 de mayo, la Comisión europea lanzaba la iniciativa Coronavirus Global Response y movilizaba un total de 1.400 millones de euros para luchar contra el virus. El 20 de mayo movilizaba otros 122 millones de euros a fin de apoyar una serie de acciones de I+D para combatir el COVID-19. Este marco de acciones se pone de manifiesto la importancia de la robótica, la cual seguirá vigente una vez avancemos y nos situemos en el futuro que nos deje el COVID-19.

Si te interesa la robótica móvil colaborativa, ¡no olvides suscribirte a nuestro blog!

Leave a Reply